Mask Facial à l'eau de rose

Beneficios de la mascarilla de agua de rosas e incienso

Beneficios:

  • Lifting facial y blanqueamiento.
  •  Body-lift y blanqueamiento.
  •  Eliminación de arrugas.
  •  Ayuda a deshacerse de las estrías.
  •  Tez resplandeciente y saludable.
  •  Frescura de la piel desde el primer uso.

Incienso muy apreciada por las civilizaciones antiguas. Además, es una revelación en el cuidado de la piel desde los días de Cleopatra, quien era conocida por su belleza y apariencia juvenil, ¡y cómo no seguir los pasos de la reina de belleza más legendaria del mundo! Los beneficios del incienso incluyen la capacidad de fortalecer la piel y mejorar su tono, elasticidad, mecanismos de defensa contra bacterias o imperfecciones y antienvejecimiento. El incienso calmará y reducirá la inflamación y también puede ayudar a prevenir la formación de acné debido a los ácidos boswélicos que contiene, que son capaces de matar las bacterias asociadas con el acné. Además, famoso por su superpoder para reducir las arrugas debido a las propiedades citofilácticas del incienso, estimula la regeneración celular y también protege las células más viejas del daño de los radicales libres.

Agua de rosas pura: ayuda a mantener el equilibrio del pH de la piel y también controla el exceso de grasa.
Tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir el enrojecimiento de la piel irritada, eliminar el acné, la dermatitis y el eccema. Es un gran limpiador y ayuda a eliminar la grasa y la suciedad acumulada en los poros obstruidos. Además, ayuda a hidratar, revitalizar y humectar la piel dándole un aspecto renovado y, debido a sus propiedades antibacterianas, el agua de rosas también ayuda a curar cicatrices, cortes y heridas. Las propiedades antioxidantes del agua de rosas ayudan a fortalecer las células de la piel y regenerar los tejidos de la piel, y 
Debido a las propiedades astringentes que posee, el agua de rosas ayuda a limpiar los poros y tonificar la piel.

    Uso: 

    1. Aplique una cantidad adecuada en su rostro o en cualquier parte de su cuerpo que desee levantar (evite los ojos y los labios).
    2.  Dejar la mascarilla durante 20 minutos.
    3.  Primero lávelo con agua tibia; luego, lávelo con un jabón natural como nuestro jabón de perejil.  
    4.  Aplicar una crema hidratante.
    5.  Úselo dos veces por semana y debe conservarse en la nevera.